sábado, 22 de abril de 2017

Autorregalo





No conozco que es lo que pasa en otros países, pero en Argentina, pasan cosas realmente poco creíbles. Claro que no entiendo nada de economía pero no me explico, cómo un bien, en lugar de depreciarse con el tiempo, el efecto es al revés: se valoriza. Eso es más o menos lo que me pasó con el Fiat Palio que tenía. Lo compré en cierto precio, lo usé bastante tiempo y ahora que lo vendí, en lugar de que su valor sea menor, es al contrario, es mayor.

De esta situación, hace algún tiempo, conversábamos con algunos profesores del colegio. Especialmente porque uno de ellos, tenía a la venta un auto de su propiedad y me comentaba que el auto costaba mucho más ahora que cuando lo compró. Y que esa era la causa principal por la que le costaba tanto venderlo o encontrar un comprador. En aquel momento, quería vender su auto con dinero 'cash' (efectivo) pero ahora con la imposibilidad de venderlo, aceptaba otras opciones.

Entre esas opciones, aceptaba que le entregaran un auto en buen estado y de menor valor y el resto, en dinero en efectivo. Y bueno, la idea, me empezó a resonar en la cabeza. No había tanta diferencia de dinero y yo podía cambiar de marca, de modelo y otras características. Consulté mi idea con Luciano y con los 'pájaros', también con algunos 'diositos' y finalmente con mi viejo, que fue el que 'me calentó el pico' (me convenció) para que le diera para adelante.

Así dadas las cosas, cambié al Fiat Palio 2004 que tenía por una Ford Ecosport 2008. El martes a la noche me entregaron la 'chata' (leáse la Ecosport). El miércoles a la mañana fui al colegio con ella y al mediodía, fui a probarla, con Luciano, que había pedido permiso en el trabajo para faltar ese día y con Carlitos. Al principio, la idea era ir hasta la Circunvalación, avenida que rodea a la ciudad, marcando el límite de la ciudad, aunque la ciudad ya superó ese límite hacia el oeste. 

A pedido de Luciano decidimos cruzar la ciudad pero en lugar de ir a la Circunvalación, salir directamente a la ruta y para evitar problemas, tomar la autopista. Una vez ahí, decidí que podíamos ir hasta la casa de campo de mi viejo, así dejábamos de perder tiempo dando vueltas sin sentido. Así que eso fue lo que hicimos. La 'chata' anda re bien. Es muy cómoda y el andar no es tan 'duro' como dicen de los autos americanos. Así que, cuando menos lo esperábamos, ya estábamos en el pueblo. 

Lo atravesé de punta a punta, sin encontrar a nadie conocido y tomé por el camino de tierra que pasa por la tranquera de nuestra casa de campo. El camino después de tantas lluvias estaba hecho un desastre. La 'chata' respondió más que bien aunque la 'embarré' bastante. La tranquera a la casa de mi viejo estaba cerrada con candado y por mucha bocina que toqué, no me atendió nadie. Así que supuse que el Juanma no andaba por ahí y que seguramente estaba en su casa. 

Así que dí un enorme rodeo para entrar por detrás, directamente por la entrada de la casa del Juanma. El Juanma ni la mujer estaban en la casa. Solamente, nos salieron a recibir unos cuantos perros nada amistosos. Como vimos que ahí tampoco había nadie, pasamos directamente por el camino interno, a la casa de mi viejo. Una vez ahí, bajamos a estirar las piernas y viendo que el Juanma no estaba por ningún lado, decidimos entrar a la casa de campo, descansar, merendar y luego, regresar a casa. 

Fue Luciano el que empezó a 'franelear' (acariciar y besar) a Carlitos mientras yo destapaba una Coca Cola y abría un paquete de 'masitas' (galletitas dulces). La calentura fue más fuerte que nuestras ganas de merendar y en cuanto menos nos dimos cuenta, nos estábamos 'transando' mutuamente. Para estar más cómodos, decidimos ir a la cama del dormitorio grande. Y en menos de lo que demoré en escribir esto, nos desnudamos, parcialmente primero y totalmente después.

Carlitos se puso en la posición 'perrito' y nos ofreció su culito. Luciano fue más rápido que yo y se colocó detrás, salivó el agujerito del pendex y masajeando el sexo de Carlitos, apoyó la punta de la pija y ante los gemidos lascivos de Carlitos, lo fue penetrando lentamente. Yo no tuve otro remedio que colocarme delante y dejar que Carlitos me 'peteara' (felacionara). O mejor dicho, Carlitos no me peteó sino que yo lo cojí por la boca. 

Y aunque no era la primera vez que los tres teníamos sexo, esa vez resultó distinta a las anteriores. Creo que fue porque era la primera vez que penetrábamos de esa manera a Carlitos. Es decir, por la boca y por el culo. La sensación de penetrar una boca no es lo mismo que una felación y por la cantidad de leche que largué, creo que esa fue la causa. También para Luciano fue espectacular porque aunque es eyaculador precoz, esta vez aguantó bastante. Y Carlitos gozó como nunca. 

Después, como el culito de Carlitos no aguanta todavía dos polvos 'al hilo' (consecutivos) por más descansos que hagamos, invertimos los papeles y trocamos nuestros lugares. Carlitos ocupó mi lugar y yo el de Luciano. Así que a Luciano no le quedó otra que dejarse penetrar doblemente: por la boca y por el culo. Aunque debo confesar, que más que una penetración bucal fue una simple felación. Gocé (gozamos) increíblemente como nunca antes. Volví a arrojar en el intestino de Luciano, los acostumbrados hectolitros de leche que despido cuando estoy muy caliente y que me y nos dejó exultantes. Los tres quedamos muy contentos de todo y de cómo lo habíamos vivido. Realmente nos habíamos disfrutado como nunca antes y la habíamos pasado más que bien. Qué hubo de diferente esa tarde? No lo supimos pero algo cambió. Logramos la plenitud que estábamos buscando y nos dio pie para creer que sí podíamos 'funcionar' como 'trieja'. Así que estuvimos mimándonos un buen rato hasta que empezamos a tener frío. Fue entonces cuando decidimos ducharnos, merendar rápidamente y regresar antes que nos sorprendiera la noche. En el viaje de regreso estuvimos comentando todo lo vivido y llegamos a la conclusión de que la 'chata' nos había traído suerte. O era el ambiente de campo? O ambas cosas a la vez? Un 'autorregalo' que sirvió para que nuestra pareja de tres alcanzara el cenit de la relación. Experiencia que pensamos repetir esta noche mismo, aprovechando que todo nos resulta favorable... jeeeee...





11 comentarios:

  1. Eso se llama INFLACIÓN; que, en el fondo, es la pérdida del valor del dinero; el valor de reposición: gozar de un nuevo bien, de las mismas características, o sinilares, que el viejo, es lo que hay que comparar; ¡nadie da duros a cuatro pesetas! (peseta: unidad monetaria en Españna anterior al euro; duro: denominación popular a la moneda de 5 pesetas).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy didáctico, BETULO, gracias! De todos modos sigo sin entender. Cuando compré el Palio lo pagué U$S 4.500. Ahora, lo vendí a U$S 6.000. Admito que el peso argentino está devaluado por la inflación, pero, el dólar también está devaluado? Porque en 4 años, 'gané' (por decirlo de alguna manera) U$S 1.500. Esto es lo que no termino de entender. En fin, por algo me decidí por la psicología y no por la economía! Por favor!

      Besos!

      Eliminar
  2. Vamos, que has tenido autorregalo por partida doble jajajaja. A ver como evoluciona vuestra relación a tres.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CHRISTIAN: como nadie me regala nada, me tuve que hacer ese autorregalo. Que no vino solo, sino que me parece que me trajo la suerte que me estaba siendo esquiva... Jeeeeeeee...

      Besos!

      Eliminar
  3. Me encanta que os vayáis acoplando y que disfrutéis cada día más y mejor. Como decía mi ex, follar (coger) también requiere de cierto tiempo para conocerse mejor y así poder darse más placer unos a otros.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía razón tu 'ex', JOSEP... Creo que nos faltó, a Luciano y a mí, darnos más tiempo para terminar de conocer a Carlitos. Pensábamos que lo conocíamos, pero lo conocíamos solamente como 'pareja' de dos y nunca de tres. Lo que pasó en el campo fue simplemente eso: entre los tres, hicimos algo nuevo que nos permitió disfrutarnos más. Creo que el secreto está ahí: en no caer en la rutina y hacer cosas nuevas, seamos dos, tres, cuatro, cinco o mil... Jaaaaaa...

      Besos!

      Eliminar
  4. Anónimo25/4/17 2:18

    Yy la paz del campo, mas la casa de ahi , mas la libertad de estar en ese lugar pudo haber sido la causa de ese sensacion d bienestar.
    La inflacion hace q las cosas valgan mas año a año, ahora si lo tomas como referencia a valor de una moneda como el dolar al momento de la compra en el pasado; veras q su valor si realmente hoy dia es mucho mas bajo q cuando lo compraste.
    Copado lo q hicieron los tres ! ahora los q mas sintieron fueron Carlitos y Luciano pq recibieron x los dos lados al mismo tiempo, mas seguro se masturbaron o el q lo penetraba x la cola en cada caso; los masturbaba.......abrazos Charlieindio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CHARLIEINDIO: si leiste mi respuesta al comentario de Betulo, vas a ver que en este caso, 2 + 2 no es igual a 4. Y esto te lo digo porque cuando compré el Palio, lo pagué en 45.000 pesos argentinos (4.500 dólares) y ahora lo vendí a 90.000 pesos argentinos (6.000 dólares). Acepto que la inflación afecta al peso argentino pero, también afecta al dólar?

      En cuanto a lo otro, coincido con lo que dice Josep. Es cuestión de tiempo y de conocerse más y mejor. No es fácil encontrar lo que más nos gusta cuando en lugar de ser dos lo que hacemos el amor, somos tres. Veremos dijo Lemos...

      Besos!

      Eliminar
    2. ¡VALOR DE REPOSICIOOOOÓN, no insistas! habrá que ver como estan las "tripas" del nuevo; recuerda:

      https://www.youtube.com/watch?v=A_F1XMdXvn0

      Eliminar
  5. No insisto. Y ratifico, que los argentinos (por ende, Argentina también) somos diferentes al resto del mundo. En 2012, el Fiat Palio 2004, me costó 4.500 dólares. En 2017, al mismo auto, lo vendí en 6.000 dólares. Ahí está tu 'reposición'... Entonces?

    La carta de Dady Brieva, de un argentino en Toronto, no tiene desperdicio y cuenta una gran verdad. Ese Dady Brieva es un 'grande' de verdad. Lástima que sea 'K'. En fin. Nadie es perfecto...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso me resisto a conocernos, para que sigas desconociendo la perfección ;-)

      Otro psicólogo:

      https://www.youtube.com/watch?v=c9-QQKeCrlM

      Eliminar